miércoles, 22 de febrero de 2017

Avocette élégante de Ranzegat

Nuestra protagonista de hoy, en el centro de la imagen, entre congéneres y cigüeñuelas. 

Esta semana continuamos con otro ejemplar oriundo de la franja occidental francesa. Esta vez se trata de un ejemplar de avoceta común (Recurvirostra avosetta) anillado en la localidad de Ranzegat, Saint-Molf (Loire Atlantique, mismo departamento que nuestra garceta grande de la semana pasada). En mayo de 2012 Gelinaud Guillaume anilló a esta avoceta cuando aún era un pollito con una serie de anillas plásticas (blanco sobre bandera verde en tibia izquierda y verde sobre anillas amarilla y naranja en tibia derecha. Abreviado como WGf/GYO). 

El historial vital de este ejemplar es bastante completo, existen registros para interpretar, grosso modo, el devenir de su vida. Los primeros avistamientos son de junio de 2012, cerca de su zona de origen, a partir de este mes se le pierde la pista y no sabemos nada hasta octubre de 2013 que reaparece nuestra avoceta en tierras de Cádiz, Rafa García la observó en las salinas de Santa Beatriz, en Chiclana de la Frontera. Pero parece que nuestra amiga tenía planes navideños en casa y regresó en diciembre de 2013.


En abril de 2014 se vuelve a observar en la zona de Saint-Molf pasando la primavera y el verano, la última observación de 2014 es en la Réserve Naturelle de Séné al norte de Ranzegat (ver mapa) en julio. En su tercer invierno, igual que el primero, no existen registros (¿Visitó Andalucía y nadie la observó?). A finales de marzo de 2015 vuelve a localizarse por Séné, su última observación es de finales de julio. Una vez más, esta vez en su cuarto invierno de vida, no existen registros. Y otra vez a finales de marzo (del año 2016) vuelve a localizarse en Saint Molf, permanece en la zona por lo menos hasta mediados de junio. El 18 de agosto de 2016 se observó a WGf/GYO en la réserve ornithologique Le Teich (al suroeste de Burdeos), este avistamiento puede interpretarse como una escala en su ruta migratoria hacia el sur de la península ibérica (tal vez África?).

En enero de 2017 la localicé en uno de los lucios de Isla Mayor (Sevilla), en su quinto invierno. Unos 1200 kilómetros la separaban de su tierra natal y 60 kilómetros de la observación realizada por Rafa García en las salinas de Santa Beatriz en octubre de 2013.